Día Uno

Cámara+Luces

 

Por: Oscar Hincapié Mahecha

Director ¡Ojo Salomé!

 

El día antes de rodaje, tarde en la noche, estuvimos alistando los últimos pormenores de la producción, la cual tenía muchos detalles in: interminablemente insoportables, indefinidos…ya sabíamos que no nos habían autorizado ni la salida de la grúa, ni el Dolly, ni el steadycam, ni el minijib, no sólo de Telepacífico,  si no de la  Autónoma donde nos habían cancelado el micrófono de boom, una luz y unos cables, de milagro logramos la autorización de la cámara.  Como para pegarse un tiro! y aun así seguían llegando más problemas no sé de dónde. Por celular Harold Becerra, el camarógrafo, me decía que no le habían dado autorización para irse con nosotros y entonces pues ni camarógrafo teníamos.

Por lo menos se pudo resolver el problema con los tiquetes de César Mora y a las 9:00 pm ya se encontraba en el Hotel en Cali, mientras Cristóbal Errázuriz a mi lado repasaba el guión. El llamado estaba para las 6 de la mañana pues había que recoger unos equipos en la Universidad Autónoma de Occidente y después trasladarse con ellos al barrio Calima, es decir cruzar la cuidad de polo a polo. Esa noche poco sueño y mucha ansiedad. El día empezó mucho más temprano que de costumbre: a las 4 de la mañana y habiéndonos acostado casi a las 2:00 am. Llegamos hasta la Iglesia Santa María del Valle en el barrio Calima a las 7 de la mañana, allí llego puntual el equipo de producción; el equipo técnico que venía de la Universidad llegó a las 8:00 am.; y los actores estuvieron listos y maquillados a las 9 de la mañana.

Todo estaba listo menos el equipo de luces que venía en carro desde Bogotá, a la cabeza de ese equipo estaba el Señor Javier Pinzón, la parte de luminotecnia, nada más y nada menos que las luces: lo que en últimas hace posible la puta imagen (perdón). La van con las luces, un asistente de luminotécnico y un eléctrico llegaron cerca de medio día, por tanto decidimos almorzar y empezar. El almuerzo fue arroz chino, todo debido a que la persona que nos había ofrecido su servicio de buffet (en canje obviamente) se había accidentado y no nos podía mandar los almuerzos ese día.

Ya almorzados pero atrasados en medio día de rodaje, nos dispusimos a acomodar las luces, pero la iluminación es la parte mas demorada del montaje para el rodaje de una escena, eran las 2:00 pm y los luminotécnicos tardaron casi dos horas iluminando, así que estábamos terminando de grabar las escenas del interior de la iglesia a las 5:30 pm y todavía faltaba la escena del exterior de la iglesia de la salida de Salomé y llegaba el terror de toda producción, la ausencia de luz, la noche.

Corrimos y rápidamente montamos más luces en la salida de la iglesia, para simular sol, pero comenzó a llover, tuvimos que armar un techo improvisado con un icopor para terminar de rodar. Nos fuimos a dormir mamados como a las 9 pm, medio día de retraso y preguntándonos qué más iba a pasar: todavía no teníamos idea.

About these ads

1 Comentario

  1. Ni lo recuerdes…producción estaba colgada del techo…y con los almuerzos XD::Hay que verle el lado weno..comer .arroz cochino de cuando en vez no es tan malo, hasta repitieron..jajaja..


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.